Los mejores documentales sobre crímenes reales que deberías ver

Los documentales sobre crímenes reales están de moda. En los últimos años, el éxito de producciones televisivas como The Jinx o Making a Murderer o el podcast Serial ha hecho que las cadenas tengan muy en cuenta este género. Un boom que se consolidó en 2016 con los estrenos de American Crime Story: The People v. O.J. Simpson o O.J.: Made in America: dos productos centrados en un mismo caso -el juicio de O.J. Simpson- desde perspectivas diferentes: el primero, en forma de miniserie de ficción y el segundo, como serie documental.

Para los próximos meses hay varios proyectos ya en marcha: Vince Gilligan, creador de Breaking Bad, producirá y escribirá una serie para HBO sobre los crímenes cometidos por la secta Templo del Pueblo en 1978 en Jonestown; American Crime Story, en su segunda temporada, analizará las consecuencias del huracán Katrina; y Netflix, con la segunda entrega de Making a Murderer, continuará examinando el caso de Steven Avery con seis nuevos episodios.

Existen, sin embargo, unos cuantos títulos centrados en crímenes reales sin los que sería imposible entender todo este boom reciente. Documentales -la mayoría, más centrados en analizar las investigaciones policiales y los procesos judiciales que el propio crimen- que en su día sirvieron para reabrir casos que la justicia cerró o para examinar el perfil psicológico de un criminal.

Echemos la vista atrás y repasemos ocho documentales sobre crímenes reales imprescindibles.

THE THIN BLUE LINE

Dirigido por Errol Morris, uno de los realizados más consagrados del género documental, The Thin Blue Line narraba el arresto y condena de Randall Adams, un sentenciado a muerte por el homicidio de un policía en Dallas en 1976 que, gracias a la emisión del documental, consiguió que su caso se reabriera. The Thin Blue Line mantiene la tensión y reconstruyendo con precisión aquella noche del crimen gracias a una excelente banda sonora compuesta por Philip Glass y a una estructura narrativa que siembra la duda en el espectador a través de sus diferentes puntos de vista (con entrevistas a varios de los acusados, al fiscal o a los abogados).

 

PARADISE LOST (TRILOGÍA)

La historia de los “3 de Memphis” que conmocionó a Estados Unidos. Esta trilogía de documentales, producidos por HBO y emitidos en 1996, 2000 y 2011, despertó un movimiento social en todo el mundo (apoyado incluso por caras conocidas como Johhny Depp) en favor de la liberación de tres condenados en EEUU por el supuesto asesinato de tres niños en 1993. Un obra maestra del género documental que escribe y reescribe el sistema judicial, analizando todas sus grietas y miserias.

 

THE STAIRCASE

El 9 de diciembre de 2001, en Durham, Carolina del Norte, Kathleen Peterson fue encontrada muerta en la parte inferior de las escalera de su casa. Al principio todo parecía un accidente, pero más adelante las sospechas se centraron en su marido, Michael Peterson, un novelista de éxito y columnista en el periódico local. Peterson fue detenido y acusado del asesinato de su esposa. The Staircase, una de las obras de referencia del género, analizaba durante diez episodios el proceso judicial del caso, haciendo hincapié en la parte defensora, con el abogado David Rudolf robando varias escenas, y desarrollando la defensa de un caso mediatizado que dejaba muchas sombras y dudas.

 

CAPTURING THE FRIENDMANS

Documental centrado en el caso de los Friedman, cuyo padre de familia e hijo mayor fueron arrestados por posesión de pornografía infantil y acusados de pederastia en 1988. Capturing the Friendmans, nominado al Oscar en 2005, exploraba el trágico caso mezclando entrevistas de los propios acusados con videos caseros de la familia Friedman, además de componer un interesante retrato de la forma de reaccionar de los medios de comunicación y de la población ante casos mediáticos y polémicos como éste.

 

THE CENTRAL PARK FIVE

Estrenado en 2012, The Central Park Five era un documental que analizaba los errores del sistema judicial y el impacto del racismo en los medios de comunicación y en la sociedad. Se centraba en el caso de una joven corredora que apareció muerta en 1989 en Central Park. Un crimen por el que fueron detenidos cinco adolescentes negros e hispanos, llamados por la prensa los Central Park Five. Una historia terrorífica que volvía a ejemplificar las lagunas del sistema judicial estadounidense.

 

MAKING A MURDERER

La serie documental de Netflix Making a Murderer fue uno de los fenómenos televisivos d 2016. Sus dos directoras, Laura Ricciardi y Moira Demos, se pasaron una década documentando el caso de Steven Avery, un hombre del Condado de Manitowoc en Wisconsin que fue condenado por error a 18 años de prisión por una agresión sexual y un intento de homicidio y que en 2003 fue liberado. Dos años después, en 2005, volvió a ser detenido por el presunto asesinato y violación de una joven llamada Teresa Halbach.

Durante sus diez episodios, Making a Murderer abordaba los problemas judiciales de Steven Avery desde 1985 hasta 2003, pero su eje central fueron las investigaciones policiales realizadas por el Condado de Manitowoc que acabaron con Avery detenido y llevado a juicio en 2005. Un interminable proceso judicial al que el documental dedica la mayor parte del metraje, con los fiscales y los dos abogados defensores robando el protagonismo al acusado. Más de 700 horas de grabación y diez años de trabajo quedaron resumidos en diez episodios que ya son un clásico del género documental. Sus directoras ya están preparando una segunda entrega.

 

THE JINX

Si Making a Murderer fue el fenómeno televisivo de 2016, The Jinx lo fue de 2014. Esta miniserie documental de seis capítulos, emitida por HBO y dirigida por Andrew Jarecki, era igual de aterradora que su hermana de Netflix, con la diferencia que aquí nos encontrábamos ante un personaje mucho más oscuro y enigmático: Robert Durst, un multimillonario de Nueva York que durante años fue uno de los principales sospechosos de tres asesinatos no resueltos. En The Jinx, Jarecki investigaba y exploraba a este misterioso y macabro individuo, con la participación del propio Durst, quien no dejaba de gustarse ante la cámara en las entrevistas, aunque con un resultado final que nunca hubiera sospechado.

 

O.J.: MADE IN AMERICA

Creado y dirigido por Ezra Edelman, y producido por la cadena deportiva ESPN, O.J.: Made in America fue el documental ganador del Oscar en 2017. 

En 1994, O.J. Simpson lo tenía todo: fama, dinero, reconocimiento. Una vida, a priori perfecta, que empezó a darle problemas un 13 de junio de 1994 cuando su ex mujer, Nicole Brown, y el amigo de esta, Ronald Goldman, aparecieron asesinados en Los Ángeles. Simpsons fue señalado como principal sospechoso y en 1995 fue llevado ante la ley -en el denominado “Juicio del Siglo“- después de la gran cantidad de pruebas encontradas en su contra.

El documental dedica la mayor parte del tiempo a ese interminable proceso judicial: a cómo los medios cubrieron el caso y a cómo trabajaron los fiscales y los abogados de la defensa; pero también, casi con un capítulo entero, O.J.: Made in America se ocupa de relatarnos los antecedentes de las disputas raciales ocurridas en la ciudad de Los Ángeles en años anteriores, poniendo de relieve los abusos policiales ejercidos sobre la población negra (los casos tristemente recordados de Latasha Harlins o Rodney King, fueron determinantes en la decisión final del jurado). Un retrato de cómo la fama y la raza pueden distorsionar las opiniones de la sociedad; de cómo la televisión y los medios tratan la información de forma sensacionalista y de cómo un héroe americano puede descender a los infiernos decepcionando (y dividiendo) a todo un país.

O.J.: Made in America funciona a todos los niveles: como obra periodística que refleja el contexto social y racial de Estados Unidos desde la década de 1950 hasta la actualidad, como documental cinematográfico y como análisis psicológico de una de las personalidades más populares de EE.UU durante los años 80 y 90.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s